¿POR QUÉ NO CUMPLIMOS NUESTROS OBJETIVOS?

 

Objetivos¿POR QUÉ NO CUMPLIMOS NUESTROS OBJETIVOS?

Estamos empezando el año y es muy habitual marcarnos objetivos y lo que suele suceder, es que al cabo de dos o tres semanas ya no estamos cumpliendo con lo que nos habíamos propuesto con toda nuestra ilusión. Esto pasa recurrentemente y nos lleva a desanimarnos e incluso a ni tan siquiera marcarnos objetivos, y creo que esto sí que va en contra de nuestro ánimo, motivación y hasta de nuestra autoestima.

Cuando nos ponemos un objetivo y vemos que nos acercamos y que incluso lo alcanzamos, el subidón de autoestima es increíble, ¿y qué solemos hacer a continuación? pues marcarnos un nuevo objetivo y así sucesivamente. Lo que ocurre en la mayoría de los casos, es que este objetivo que abandonamos no está bien planteado desde un inicio. Para que un objetivo sea alcanzable debe cumplir una especie de reglas o normas que ahora te voy a enumerar. Si te aseguras de que tu objetivo cumple bien estos puntos que te voy a contar, has ganado el 90% de posibilidades de alcanzarlo. ¿Quieres conocer estas reglas?, pues ahí van.

 

Para que un objetivo sea alcanzable debes chequear que cumpla estas condiciones:

Expresado en positivo

Un objetivo nunca debe contener la palabra NO, no debe contener lo que NO queremos o lo que queremos abandonar. Si no te sale de inicio, una manera es buscar lo contrario de lo que quieres abandonar o de lo que no quieres. ejemplo. en lugar de decir NO quiero ir estresada por las mañanas, pues el objetivo se debería formular Quiero ir tranquila y con tiempo para hacer mis cosas por las mañanas.

Ecológico:

Con un objetivo ecológico quiero decir que no debe desequilibrar ninguna otra área de tu vida, por ejemplo, si quieres trabajar mucho debes calibrar si estás desatendiendo tu área de familia o tu área de salud. Para saber que un objetivo es ecológico, debes hacerte dos preguntas:

a) ¿Asumes las consecuencias de conseguirlo?

b) ¿Mantienes todo lo bueno que tienes ahora una vez conseguido el objetivo?

Específico

Debes concretar todo lo que puedas tu objetivo, tener claro cómo te vas a sentir cuando lo tengas conseguido. Por ejemplo, no bastaría con tener como objetivo encontrar trabajo, sino concretamente qué trabajo quieres, qué horario quieres tener, qué funciones vas a desempeñar y cómo te vas a sentir cuando finalmente encuentres ese trabajo.

Realista

En el apartado anterior hemos hablado de que un objetivo debe ser específico, pero no debernos irnos al otro extremo y fijarnos un objetivo no realista. Cuidado con esto, porque si nos fijamos un objetivo no realista nos puede llevar a la frustración. Un objetivo poco realista sería, por ejemplo, querer perder 8 kg de peso en una semana. Nada realista, ¿verdad?

Propio

Algo básico que debes tener en cuenta si quieres conseguir un objetivo es calibrar si este objetivo te lo has marcado por y para ti misma o, por lo contrario, te lo has marcado para contentar a tu pareja, a tus padres, a tus hijos..etc. ¡Cuidado!, si el objetivo no es exclusivamente tuyo corres el riesgo de llegar a desmotivarte por el camino y a abandonarlo.

Bajo nuestro control

Tu objetivo no puede depender de nada externo, ni de situaciones que no puedas controlar ni de terceras personas. No sería un buen objetivo que tu jefe te ofrezca un ascenso, debes ser tú quien tome acción y propiciar esa situación.

Medible

Tu objetivo debe poderse medir, ¿Cuánto dinero quieres ganar? ¿Cuánto kilos quieres perder? si no es tangible debes preguntarte ¿cuándo vas a saber que lo has conseguido?. Por ejemplo, si tu objetivo es tener paz interior, esto no se puede medir tangiblemente, entonces debes preguntarte.

¿Qué vas a notar cuando ya tengas paz interior?

¿Qué vas a sentir?

¿Qué te van a decir los que te rodean?

Concreto en el tiempo

Y, por último, debes marcarte un tiempo aproximado en el que tú creas que vas a alcanzar tu objetivo, en este punto también debes ser realista. si te marcas muy poco tiempo, puedes estresarte, verlo inalcanzable y abandonar. Y si, por lo contrario, te marcas un plazo muy largo, lo más probable es que acabe faltándote autodisciplina porque creas que tienes mucho tiempo por delante y esto también puede acabar desmotivándote, Así que debes ser realista en el tiempo que te marcas. Al mismo tiempo debes ser flexible, si te marcas dos meses y no has podido alcanzarlo, siempre puedes rectificar y ampliar unas semanas tu plazo inicial.

 

Si quieres profundizar más en cómo conseguir tus objetivos te recomiendo este libro «Coaching auto aplicado»

Si tu objetivo es llevar una alimentación más saludable te puedo ayudar, contacta conmigo aquí